Ana Botella advierte en la Summer University del CEU de la necesidad de que el Gobierno defina una política energética

La “no política energética” del Gobierno central está constituyendo un lastre para el despegue económico español. Así lo considera la delegada de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, Ana Botella, que en su intervención en el curso de la Summer University CEU ‘La lucha contra el cambio climático: eficiencia energética y energías renovables’, ha asegurado que la ausencia de una estrategia energética por parte del Gobierno “perjudica a las economías familiares y pesa como una losa sobre la competitividad de la industria española”.

 A este respecto, ha aludido Botella al encarecimiento de un 5% por encima de la media europea que ha experimentado el precio de la electricidad en España y a  la subida del 17% por encima de nuestros vecinos de la UE en el caso de la destinada al consumo industrial. Unos datos que, a su juicio, revelan el mal enfoque de las medidas de un Gobierno que “decide cerrar Garoña sin tener en cuenta la opinión de los expertos” y que ha apostado por un “desmedido fomento de la energía solar-fotovoltaica”.

 Y es que, a juicio de la delegada de Medioambiente del Ayuntamiento de Madrid, la inversión en energía solar-fotovoltaica es desproporcionada en relación a su rendimiento. “Ha producido un encarecimiento grandísimo del kilowatio/hora y sólo supone el 2% del total de la energía consumida”. Datos como éstos han llevado a Botella a asegurar que “no somos los suficientemente ricos como para que las renovables tengan un peso muy grande en el mix energético”.

 En consecuencia, “el PP apuesta por la energía nuclear”, ha dicho Botella, en consonancia, ha recordado también, con lo ya expresado por Mariano Rajoy. En esta línea, la ponente ha formulado su deseo de que “se liciten nuevas centrales nucleares”.

 La edil del Ayuntamiento de Madrid ha dedicado el grueso de su exposición a presentar los resultados de las medidas de control del consumo energético y de emisión de gases del gobierno local de la capital de España. “Madrid –ha subrayado al respecto- contiene sus emisiones en los límites fijados por el Protocolo de Kyoto. Si toda España tuviera los mismos índices que Madrid, ya habríamos cumplido con Kyoto”.

 Junto a Botella, y ya en el turno de preguntas, la concejala de Cambio Climático y Energías Renovables del Ayuntamiento de Valencia, María Ángeles Ramón, ha apuntado que, aunque el positivo comportamiento pluviométrico de los últimos años haya mitigado la situación, las instituciones Valencianas “no se han olvidado del problema del agua”.

 Una cuestión que ya podría estar resuelta si no se hubiera dejado de lado el Plan Hidrológico. “En este momento ya estaría realizado el trasvase desde el Ebro sin perjuicio para nadie”, ha comentado. Pero, más allá del citado trasvase, María Ángeles Ramón le ha recriminado al Gobierno que no haya ejecutado las muchas otras obras del Plan que había aprobadas fuera del trasvase procedente del Ebro. A su juicio, es “muy lamentable” que el Plan no saliese por unos “votos para una investidura”. No obstante, también ha mostrado su total confianza en que el citado Plan se “vuelva a aplicar” en el caso de que el PP gane las próximas Generales.

 El curso de la Summer University CEU  CEU ‘La lucha contra el cambio climático: eficiencia energética y energías renovables’ se desarrolla, hasta el jueves 8 de julio, en la Escuela de Negocios de la Universidad CEU San Pablo (Carrera de San Francisco, 2. Madrid)

Comments are closed.