La aparición de la «teledirección» y el carácter del directivo español a debate en la Universidad CEU San Pablo

Los autores del libro “El modo de pensar de los directivos. España 2009-10”, Iñaki de Miguel y Gonzalo Martínez, han realizado un balance del directivo español actual en la Universidad CEU San Pablo. Su conferencia se ha basado en el estudio realizado entre 2009 y 2010, a través de una encuesta y diez grupos de discusión, entre 800 directivos que trabajan en España, publicado por Infova Ediciones.

Así han señalado que el colectivo de directivos tiene “identidad propia”, por su estilo de vida y su forma de enfrentarse a los problemas y han asegurado que “hoy ser directivo es una profesión, como lo es ser abogado o médico”. Además han resaltado que el género del directivo “no influye en su forma de pensar ni de actuar”, ya que su comportamiento es similar. Además han señalado que “el directivo español es competente, bueno y respetado en toda Europa pero tiene áreas de mejora que debe trabajar para sobresalir”; esto es, se debe profesionalizar más.

En relación al teletrabajo, han señalado que éste se empieza a extender en la empresa española ya que los directivos son partidarios de esta forma de trabajar, aunque reconocen que no lo practican. Así un 61 % considera que sí se puede supervisar al equipo desde fuera del trabajo, pero sólo un 21 % de los directivos encuestados reconoce que se practica el teletrabajo en su empresa.  Los autores auguran que es una tendencia que se realizará más en el futuro, por lo que necesitará una “teledirección”, ya que cambiarán las competencias y habilidades de los directivos.

Otra característica del directivo español es la “inflación de la amistad”, ya que, como se refleja en el estudio, el directivo en España es muy amigo de sus compañeros, algo singular y que no se repite en otros países europeos.   

La esencia del trabajo del directivo es la toma de decisiones, el 77% de los directivos se manifiesta cómodo con la toma de decisiones porque se sienten con permiso para equivocarse, “lo que hace que la creatividad tenga más eficacia”.

En el estudio se ha planteado la necesidad del feedback para corregir el rumbo de los directivos y se ha hablado de la importancia de la transparencia de la comunicación interna en la empresa, “que es la que genera la credibilidad”. En este sentido, los autores han advertido que los directivos deben cuidar los e-mails y los SMS que envían a su equipo, ya que, por la forma de redactarlos, éstos pueden resultar “como bofetadas”.

Los autores se han detenido en el cansancio y estrés de los directivos, así los han calificado como “la generación cansada”; los viernes están cansados y un 47% afirma que necesita el fin de semana para descansar. Algo importante porque “el cansancio influye en el rendimiento profesional, por lo que deberían tener más hábitos de descanso”.  En línea con esto último han comentado que el 80 % de los directivos de grandes empresas alargan su jornada laboral.   

La gestión del cambio, la coherencia del directivo con la proyección social de la empresa, el sentido del trabajo y la ambición, son otros de los rasgos del directivo que han comentado Iñaki de Miguel y Gonzalo Martínez.

En la conferencia también ha participado la profesora y coordinadora del Centro de Orientación e Información de Empleo (COIE) de la Facultad de CC. Económicas y Empresariales de la Universidad CEU San Pablo, Mercedes Ruiz de Palacios, quien ha presentado a los autores del libro.

Comments are closed.