Estudiantes de la Universidad CEU Cardenal Herrera diseñan un vehículo de hidrógeno con forma de gota de agua

Los estudiantes de grado y postgrado de Ingeniería de la Universidad CEU Cardenal Herrera participarán en la próxima edición de la Shell-Ecomarathon, con un coche alimentado por una pila de hidrógeno.

El hidrógeno presurizado, combinado con el aire, genera la electricidad con la que se alimenta el motor eléctrico del coche de la CEU-UCH. Este vehículo logra contaminación cero, siendo agua el único residuo generado por su motor.

El sistema de propulsión de hidrógeno por pila de combustible, incorporado a este vehículo, se basa en la nueva tecnología que están desarrollando las principales marcas de coches, cuya comercialización se prevé en torno al año 2015.

En esta línea, los investigadores de la CEU-UCH trabajan para optimizar la eficiencia de está vía energética, de modo que el coche pueda superar los 2.500 kilómetros con la cantidad de hidrógeno equivalente a la energía de un litro de gasolina. La velocidad media de este auto es de 30 kilómetros por hora, estimando una potencia de 22 a 50 vatios para su movimiento, similar al consumo de una simple bombilla.

La aerodinámica de una gota de agua
Para desarrollar el chasis del coche los estudiantes han optado por un diseño similar al de una gota de agua, la forma aerodinámica más perfecta de la naturaleza. Esta forma, simple pero efectiva, permite que el vehículo tenga una mínima resistencia al aire y el suficiente equilibrio de fuerzas aerodinámicas para garantizar su total estabilidad, tal y como han comprobado ya los estudiantes en la prueba aerodinámica que han realizado en el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) de Madrid con un prototipo del coche a escala 1:3

Comments are closed.