París será la sede en 2011 del VII Congreso Internacional

París será la ciudad anfitriona de la séptima edición del Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo. Así lo han anunciado El Observatorio Internacional de Víctimas del Terrorismo (OIVT) de la Fundación Universitaria San Pablo CEU y la Asociación Francesa de Víctimas del Terrorismo en un acto que ha incluido una rueda de prensa para presentar el Congreso y la formalización del convenio de colaboración entre dichas instituciones. En representación de ambas han actuado el director general y portavoz de la Asociación Francesa de Víctimas del Terrorismo, Guillaume Denoix, y el presidente de la Fundación Universitaria San Pablo-CEU, Alfredo Dagnino, así como el director del OIVT del CEU, Cayetano González.

El Congreso se celebrará el 15, 16 y 17 de septiembre del próximo año (2011), y la elección de París, lejos del ser algo casual, como ha señalado Alfredo Dagnino, está relacionada con el hecho de que dicha ciudad sea la capital de “una nación comprometida con España en la lucha contra el terrorismo”.

El presidente del CEU ha insistido en el carácter de reafirmación en los principios que tienen estos Congresos Internacionales. Entre ellos, sobresale el “reconocimiento y gratitud a las víctimas y el compromiso inalterable con la lucha contra el terrorismo”. Esto último, ha subrayado más tarde, implica la afirmación de que frente al terrorismo sólo cabe “el ejercicio firme de la autoridad del Estado”, lo que conlleva el rechazo de “las políticas de apaciguamiento y de la componenda”.

Sobre la importancia de divulgar una cultura de enaltecimiento de las víctimas del terrorismo también ha hablado Guillaume Denoix. Éste ha advertido de que, en último extremo, el objeto de un atentado “no es la víctima sino la sociedad”. Es por tanto de justicia que desde ésta se proyecte “una mirada positiva hacia las víctimas”.

Denoix ha adelantado algunos de los temas específicos que se tratarán en este VII Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo: el tratamiento del problema del terrorismo en lugares en los que este problema no ha sido tan divulgado –como es el caso de Oriente Medio-, el impacto del terrorismo en familiares y allegados, la relación víctima-sociedad, la lucha contra el terrorismo –con una mirada especialmente detenida sobre la colaboración franco-española-, la cuestión del reclutamiento yihadista en las sociedades occidentales, o la problemática singular de un secuestro, serán algunas de las cuestiones objeto de reflexión.

Tras las intervenciones de Dagnino y Denoix, Cayetano González ha anunciado que mañana se firmará en París el mismo convenio que se ha formalizado hoy en la Universidad CEU San Pablo de Madrid.

Asimismo, hoy, en un almuerzo de trabajo, la organización del Congreso se reunirá con representantes de colectivos de víctimas españolas para recabar sus sugerencias sobre el VII Congreso. Concretamente, participarán en esta reunión la vicepresidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo, María Jesús González, la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, el presidente de la Federación de Asociaciones Autonómicas de Víctimas del Terrorismo, Joaquín Vidal, la presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez, y la presidenta de la Red Europea de Asociaciones de Víctimas del Terrorismo, María Lozano.

Con la celebración del VII Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo, París se une a las ciudades de Madrid, Bogotá, Valencia, Medellín y Salamanca, que fueron anfitrionas de estos Congresos en años anteriores. Precisamente, la última edición del Congreso Internacional sobre Víctimas del Terrorismo, que fue inaugurado por Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias, tuvo lugar los días 11, 12 y 13 de febrero de este año en Salamanca. Al mismo asistieron más de 400 víctimas del terrorismo de diferentes países como Argentina, Colombia, El Congo, Estados Unidos, Francia, Rusia, Irlanda, Israel, Italia, Gran Bretaña y España.

El director de la VII edición será Guillaume Denoix de Saint Marc, una persona que ha dedicado parte de su vida a conocer la verdad sobre el atentado del avión DC-10 de la compañía aérea UTA en 1989. En él, fallecieron 170 personas, entre las cuales se encontraba su padre. Además, su labor en las negociaciones con el Gobierno de Libia para que todas las víctimas de este atentado fueran reconocidas ha sido fundamental.

Comments are closed.