El director del Instituto Cardiovascular del Mount Sinai Medical Center de Nueva York, nuevo Doctor Honoris Causa por la CEU-UCH

honoriscausa_uchceuEl director del Instituto Cardiovascular del Mount Sinai Medical Center de Nueva York y director general del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares Carlos III de Madrid, Valentín Fuster, fue investido Doctor Honoris Causa por la CEU-UCH en el Palacio de Congresos de Castellón.

El acto solemne que tuvo lugar el pasado 23 de marzo, estuvo presidido por el Gran Canciller de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Carlos Romero, junto con la rectora de la CEU-UCH, Rosa Visiedo; el alcalde de Castellón, Alfonso Bataller; el presidente de la Diputación, Javier Moliner; el rector de la UJI, Vicent Climent; el rector de la Universidad CEU Abat Oliba, Carlos Pérez del Valle; y el secretario académico de la Cardenal Herrera, José Amiguet. El responsable de la laudatio fue Juan Carlos Frías, coordinador del Grado de Medicina de la CEU-UCH, que trabajó durante tres años con el doctor Fuster en Monte Sinaí.

El doctor Fuster, afirmó durante el acto, que las enfermedades cardiovasculares constituyen la causa de muerte número uno en los países avanzados, y que son “silenciosas”. “La enfermedad comienza con los factores de riesgo (tabaquismo, obesidad, colesterol, ausencia de ejercicio, diabetes, hipertensión y edad) que alteran la pared arterial hasta que llega el momento de crisis, el infarto cerebral o de miocardio.

La solución, según el ponente, pasa por la promoción de la salud, “que es un coche que necesita el motor de la ciencia y la gasolina de la educación”, trabajando en la calle. El doctor Fuster contó numerosos ejemplos de proyectos que ha llevado a cabo en diversos países y que, dirigidos a los niños, los adultos y las personas de la tercera edad, han obtenido unos excelentes resultados. Algunos de ellos, su personaje del doctor Ruster en Barrio Sésamo, un proyecto en Kenya donde las personas toman la tensión arterial a sus vecinos y registran los datos en teléfonos móviles, o el proyecto fifty-fifty de Cardona, España, donde los vecinos, olvidándose de problemas más aparentemente urgentes como la falta de trabajo, se motivaban para llevar una vida más saludable “y a los seis meses el 95% de ellos tenía un factor de riesgo menos”.

El nuevo Honoris Causa de la Universidad CEU Cardenal Herrera ha anunciado que desarrollará proyectos de promoción de la salud en España a raíz de su reciente nombramiento por parte del Ministerio de Sanidad como responsable del Observatorio de la Nutrición y la Obesidad. Además de los proyectos fifty-fifty con comunidades, las actuaciones se dirigirán a la concienciación social a través de los medios de comunicación, el trabajo con centros educativos y la promoción de la salud a través de la legislación.

La rectora de la CEU-UCH, Rosa Visiedo, ha asegurado que la Cardenal Herrera quiere reforzar el Centro de Castellón “incorporando en un futuro nuevos estudios de posgrado, organizando y promoviendo actividades de carácter social y cultural abiertas a la ciudadanía e intensificando la transferencia de conocimiento y la colaboración con el tejido institucional y empresarial”.

Así, el Gran Canciller de la Universidad CEU Cardenal Herrera, Carlos Romero, ha expresado el orgullo que supone para la CEU-UCH incorporar a su claustro “un ejemplo de lo que un académico debe ser”. Romero ha expresado su gratitud al nuevo Honoris Causa “por dedicarse con pasión a investigar la epidemia de las enfermedades cardiovasculares” y ha afirmado que “es un incentivo en nuestra búsqueda constante de la verdad y en la construcción de una sociedad mejor, las metas por las que trabaja esta Universidad”.

Más información:

Comments are closed.