Expertos y profesionales de la educación defienden la necesidad de redefinir la figura del orientador en los colegios

El sistema educativo español se encuentra en una encrucijada. Por un lado, las nuevas corrientes nos llevan a una escuela donde los conocimientos académicos ya no serán tan importantes y se valorarán mucho más las habilidades personales del alumno.

El “Estudio tendencias de empleo universitario” del observatorio JOB LAB CEU-SANTANDER subraya que tener competencias y habilidades (trabajo en equipo, liderazgo resilencia…) son los elementos más valorados en el candidato que opta a un puesto de trabajo en una empresa.

El rol del profesor, por otra parte, no será ya transmitir sus conocimientos al aula, sino actuar como guía para que el propio estudiante construya los contenidos a partir de diferentes fuentes.
En este contexto, los alumnos, los profesores y las familias necesitan de una figura que acompañe y oriente de manera individual a los alumnos, a lo largo de toda su trayectoria en el centro educativo, con planes de trabajo diferenciados por etapas educativas.

El orientador pasa a ser un referente, un mentor para los alumnos. ¿Es esto posible? ¿Tiene el orientador la formación, los recursos y el tiempo suficiente para realizar esta labor? ¿Los centros educativos están concienciados de la importancia que tiene para los alumnos a nivel

Mesa Debate JOBA LAB CEU – SANTANDER

Con estas reflexiones como telón de fondo, el observatorio de empleo JOB LAB CEU-Santander organizó una mesa de debate con representantes de la Administración, la empresa, las familias, alumnos, los centros educativos, y expertos en piscología y pedagogía para redefinir la figura del orientador.

Todavía queda trabajo para consensuar cómo deber ser el nuevo orientador, pero en lo que coinciden los profesionales convocados por JOB LAB CEU-Santander es en afirmar que el modelo de orientación actual no es válido, y es necesario crear una hoja de ruta para que los alumnos lleguen a la universidad o a la vida adulta con las competencias necesarias. “Es el momento de reconstruir el modelo educativo”. Con los equipos actuales de orientación no se llega a la atención individualizada que necesitan los alumnos.

Coinciden al señalr que la orientación debe ser un elemento transversal del centro, un eje diferencial, y que es necesario involucrar a las familas en este reto.

En su opinión, hay que plantearse un sentido amplio de la orientación; la cuestión no es a qué se quiere dedicar el alumno, sino qué quiere hacer con su vida, quién quiere ser. El proyecto profesional tiene que encajar dentro del proyecto personal. “No les preparamos sólo para que sean buenos profesionales, sino para que sean mejores personas”.

En este sentido, se hace necesario prestigiar la figura del profesor, y convencer a la familia de que lo importante es la formación de su hijo en todos los aspectos. “Los profesores y la familia ponen mucho foco en el rendimiento académico del alumno, pero es una cuestión de priorizar”.

Es preciso trabajar con los alumnos desde infantil y de una manera más personalizada estableciendo planes individuales, que empiecen por el autoconomiento de sus valores y motivaciones, de su habilidades y competencias, de sus ilusiones e intereses, y a partir de ahí fijar objetivos tanto de desarrollo académico como personal.
Para ello, se hace necesario contar con un grupo de profesores apasionados que quieran trabajar con los alumnos sus capacidades profesionales y personales.

Se trabajan las competencias en grupo, pero tenemos que trabajar las competencias afectivas y humanas de manera individual y personal. Inteligencia emocional, competencias sociales, emprendimiento, autonomía y comunicación son las principales competencias que se debe trabajar con los niños en el colegio, y desde los tres años.

Desde el colegio, señalan los invitados a este debate, es preciso fortalecer la autoestima de los niños, y reconocer su autonomía y desarrollo personal. Ayudarles a no tener miedo a la incertidumbre; a aprender a tolerar la fustración; trabajar con ellos desde pequeños aspectos como la gratificación retardada, el emprendimeinto y las destrezas del pensamiento, entre otros.

Esta mesa debate es la primera de una serie de actividades, como talleres con orientadores, que JOB LAB CEU Santander está preparando para diseñar esa hoja de ruta a la que hacían referencia.

Participaron en esta mesa debate: Isabel Serrano, orientadora y especialista en Pedagogía Terapéutica, asesora de la Consejería de Educación, Mª Jesús Lago, responsable Promoción Universitaria Universidad CEU San Pablo, Javier Rodríguez-Borlado, director del Instituto Tecnológico y de Diseño y jefe de estudios de Formación Profesional, colegio Tajamar, Carlos Ortiz, jefe de estudios de Secundaria y Bachillerato, colegio CEU Sanchinarro, Yolanda Lillo, directora, colegio CEU Claudio Coello, Antonio Gervás, subdirector Primaria, colegio Los Olmos, Fran Cancer, orientador colegio CEU Sanchinarro, Sara Sánchez, Fundación Bertelsmann, Mónica García, Randstad España, Inmaculada Gómez Ortí, orientadora y Experta en Neuropsicología Educativa, Nélida Pérez, experta en psicología educativa y consultora en Genius Minds School, una alumna de bachillerato, y representando a las famlias, Alberto Ugalde, padre de alumnos en primaria, secundaria y universidad.

El observatorio de empleo Job Lab CEU-Santander, constituido por el CEU y Banco Santander, a través de Santander Universidades promueve herramientas, workshops y foros de debate en torno a la empleabilidad, poniendo el foco en la evolución de las necesidades de empleo de los diferentes sectores profesionales y el modo en que la Educación Superior debe adaptarse a las mismas

Banco Santander, a través de Santander Universidades, colabora con la Fundación Universitaria San Pablo CEU desde 1996 para el desarrollo de diferentes iniciativas. El banco es la empresa que más invierte para apoyar a la educación en el mundo (Informe Varkey/UNESCO – Fortune 500) a través de Santander Universidades, y mantiene más de 1.100 acuerdos de colaboración con universidades e instituciones (www.santander.com/universidades). Universia, por su parte, cuenta desde su creación con el mecenazgo de Banco Santander. Agrupa 1.407 universidades socias, que representan a 19,9 millones de profesores y estudiantes universitarios. En España, el 100% de las universidades son socias de Universia.

 

Vídeo resumen de la mesa de expertos: https://youtu.be/zyJeeAldXwU

 

 

Comments are closed.