Mercado laboral: tus habilidades frente al avance de las máquinas

En el futuro no será suficiente dominar un lenguaje de programación básico, saber moverse en las redes sociales, poseer conocimiento de realidad aumentada o realidad virtual, o manejar el big data, el cloud computing, o ser un experto en tecnología móvil. No solo bastarán las competencias digitales y tecnológicas para encontrar empleo, que sin duda serán imprescindibles. Los profesionales del mañana también deberán ofrecer una formación integral con habilidades más allá del conocimiento. Creatividad; capacidad de liderazgo, de trabajar en equipo, de resolver problemas complejos, de comunicación, de gestión de personas y planificación de tareas, de adaptarse a cualquier entorno y situación; empatía; formación constante; inteligencia emocional; pensamiento crítico… serán algunas de esas otras fortalezas en las que prepararse. Muchas compañías es lo que ya buscan.

«Las empresas tienen claro que es importante lo que sepas, pero más importante es lo que seas capaz de aprender en un futuro porque todo cambia rápida y constantemente. Muchos de los empleos del mañana ni siquiera existen», explica Valentín Bote, director de Randstad Reseach. Lo que muchos se preguntan es si el sistema educativo está preparado para formar en las nuevas competencias que se demandan.

Una gran brecha que salvar

Por ejemplo, un reciente informe de la Fundación Cotec para la Innovación concluye que «la oferta formativa actual del sistema educativo nacional es insuficiente para cubrir las demandas profesionales en el ámbito de Internet de las Cosas (IoT)». Una actividad que crecerá de forma exponencial en los próximos años: se espera que en 2020 habrá conectados a internet 20.400 millones de dispositivos inteligentes, un 219% más de los 6.400 millones que existen hoy día. Y sin embargo, en nuestro país no hay ningún programa específico en Formación Profesional sobre IoT, y muy pocos grados y postgrados (se concentran en escuelas de ingeniería y son totalmente tecnológico). El mismo informe señala que en 2020 puede llegar a haber 800.000 vacantes sin cubrir para puestos TIC. La brecha entre la educación y lo que demandan las empresas es brutal. «El peligro es que tengamos un sistema educativo que siga pensando que lo único relevante es la adquisición de conocimientos», dice Bote.

Se prevé que en 2020, se queden sin cubrir 800.000 puestos relacionados con las TIC

Los colegios, institutos y universidades tienen que hacer un esfuerzo por adelantarse al futuro y formar a los profesionales del mañana. Lo piden a gritos los agentes sociales, que demandan cambios en el actual modelo educativo, como concluye el estudio «¿Para qué educamos», de la Fundación PwC. El documento deja en evidencia las carencias de la educación en España y expone algunos de los retos a los que se enfrenta el sistema: favorecer el crecimiento personal y social del alumno (además del académico), así como entrenarle para el futuro éxito laboral (tiene que aprender a aprender), desarrollar sus competencias y capacidades, educarle en la diversidad y que aprenda de forma activa.

Seguir leyendo: http://www.abc.es/economia/abci-creatividad-inteligencia-emocional-frente-avance-maquinas-201710160317_noticia.html

 

Comments are closed.