¿Quién nos prepara para ser padre?

El miedo, el optimismo, la tristeza, la alegría, el sentimiento de culpa, etc. ¿Sabes cómo perciben nuestros hijos las emociones y qué efectos causan en ellos?

EDUtalks-CEU-SanchinarroEl pasado 21 de febrero, el Colegio CEU San Pablo de Sanchinarro acogió una nueva sesión de EDUtalks. En esta ocasión, Lucía Galán, conocida como Lucía Mi Pediatra, ofreció una interesante charla sobre inteligencia y educación emocional, a la cual asistieron más de 300 personas.

Lucía Mi Pediatra centró su ponencia en la educación de nuestros hijos, concretamente en las emociones y dio las claves para aprender a vivir nuestras emociones junto con las de nuestros hijos de forma plena y feliz.

Galán empezó planteando la cuestión ¿qué es “ser vital”? Para la experta en Pediatría, tenemos que comenzar a educar emocionalmente a nuestros niños “desde que nacen”.

Aseguró que la mayor parte de la personalidad de una persona adulta viene impresa ya desde sus primeros años de infancia. “Todo lo que no hayamos hecho durante los primeros cinco, diez o quince años -a lo mucho- es difícil trabajarlo cuando somos adultos”.

Durante la charla, subrayó además que “los padres somos el espejo ante nuestros hijos”, y que en “lo que les transmitimos hay más poder del que creemos”. Según Lucía Galán, no hay emociones buenas o malas, “todas son nuestras”. “Tenemos que reconocerlas, aceptarlas y ponerlas en su lugar”.

Según Galán, desde pequeñitos, los niños deben saber identificar qué es la alegría, la tristeza, la pena, la ansiedad, la rabia, la frustración, etc. “Si conseguimos esto, nuestros hijos serán adultos con muchísimos más recursos que los que tenemos nosotros”.

Cuando trabajas la educación emocional “todo son ventajas”. Gracias a este tipo de educación, los niños aprenden a reflexionar y a ser más autónomos. “Son capaces de desarrollar la empatía y la compasión; son personas mucho más tolerantes y menos rígidas” afirmó la Pediatra.

¿Cómo se trabajan las emociones con los más pequeños?

Se trata de ir repasando emoción por emoción, y enseñarles a los niños desde pequeños a educar cada una de las emociones que van sintiendo y afectándoles, con tranquilidad y serenidad, explicando las cosas.

Según Lucía Galán, lo ideal, “lo sensato”, es que los padres y los colegios vayan en esta misma dirección, “por el bien de los niños”. “En el CEU, por ejemplo, han desarrollado un programa apasionante”, “Líderes con corazón”, cuyo objetivo es trabajar desde edades tempranas competencias personales, emociones, resiliencia, autonomía personal de los niños, cuando son bien pequeños.

Gracias al desarrollo de Edutalks CEU, conocemos una nueva forma de entender el aprendizaje.

 

Comments are closed.