2020/2021, un curso reloaded

La necesidad de adaptación nos ha impulsado a innovar: nuestras universidades recibirán el próximo curso con un modelo educativo de doble presencialidad más dinámico, activo y con experiencia internacional.

Sea cual sea el escenario que nos espere el próximo curso, en el CEU estamos preparados. Y no solo para sobrellevar las circunstancias, sino para doblar la apuesta: con un modelo de «doble presencialidad» construido a partir de soluciones tecnológicas, metodológicas y de innovación en la gestión académica que nos permitirá ‘estar o estar’.

Con este modelo, los alumnos de nuestras universidades podrán participar en las clases en igualdad de condiciones, ya sea en forma física como en forma digital interactiva. Esta última implica que el alumno que participa en forma remota podrá, por un lado, elegir qué visualiza en su pantalla: los contenidos de clase, o bien a su profesor o a sus compañeros. Por otro lado, podrá interactuar «uno a uno» con su profesor o sus compañeros de clase, por ejemplo, para un trabajo en equipo.

Gracias a la plena presencia digital, integraremos experiencias de aprendizaje COIL (Collaborate Online International Learning) en la que estudiantes del CEU desarrollan proyectos prácticos de aprendizaje conectados en directo con alumnos de otras universidades del mundo.

Como beneficio adicional del modelo, las sesiones de clase quedarán grabadas, por lo que el alumno podrá verlas en diferido ya sea porque no ha podido asistir, o para repasar conceptos.

Por otra parte, las clases serán más dinámicas, orientadas a la experiencia y con un rol más activo de los alumnos: se dedicará menos tiempo a que el estudiante escuche y tome notas, y más a que consulte, analice, intercambie ideas y aplique conocimientos. También se potenciará el programa de mentorización CEU, para acompañar al alumno en el desarrollo de otras habilidades necesarias para la «cuarta revolución industrial», tales como las habilidades de comunicación, de liderazgo social y de toma de decisiones en contextos de incertidumbre.

El modelo general de clase será con presencia física, especialmente las actividades formativas de tipo práctico y las prácticas en empresas, que se desarrollarán solo en presencia física. Para las clases, los estudiantes indicarán mediante una APP en qué modalidad asistirán, y a partir de esa información se realizará una planificación docente y de medidas de seguridad adicionales, en caso de ser necesarias.

La seguridad y la higiene, de hecho, seguirán siendo una prioridad: a las normas de las autoridades sanitarias, sumamos directrices propias CEU para mayores garantías de salud, auditadas por una empresa externa que nos ha certificado como COVID-19 Free.

Finalmente, enfrentaremos el nuevo curso con más apoyo económico a los estudiantes que lo necesiten: incrementamos de 9 a 12 millones la inversión en becas, para responder a la crisis generada por la COVID-19 en forma fiel a nuestra misión fundacional.

Comments are closed.