25 años de dedicación a su pasión, la docencia

Mª Paz Lorenzo García, profesora de Química y Bioquímica de la Universidad CEU San Pablo.

El pasado 24 de enero, nuestra compañera Mª Paz Lorenzo fue parte de uno de los momentos más emotivos del Acto de Festividad de la Conversión de San Pablo, el reconocimiento a los compañeros que han cumplido 25 años de dedicación a esta casa.

Para nuestra compañera han pasado 25 años de entrega y compromiso desde que terminara su tesis y comenzara su primer día como docente en la Facultad de Farmacia de la Universidad CEU San Pablo.

Pregunta. ¿Qué recuerdas de tu primer día en el CEU? 

Respuesta. Lo recuerdo con mucha ilusión. Era mi primer trabajo después de realizar la tesis, pero, a la vez, muy nerviosa por empezar este nuevo reto.

Un reto al cual sigue desafiando tras más de dos décadas porque para nuestra compañera su trabajo es la antítesis al aburrimiento. Además de dedicar su día a las labores docentes e investigadoras, Mª Paz se encarga de las actividades culturales del Campus de Montepríncipe, así como de la promoción de la Facultad de Farmacia y de la Universidad a través de iniciativas como las Jornadas de Puertas Abiertas, la Semana de la Ciencia o las Jornadas de Orientación. «Casi todas las semanas, recibimos visitas de colegios para ver nuestros laboratorios y realizar talleres. Todas estas actividades me encantan, pero he de reconocer que a veces faltan horas en el día para poder abarcar todo» afirma. 

P. ¿Cuántas personas forman tu área/departamento? 

R. Mi área de Química Analítica, dentro del Departamento de Química y Bioquímica, lo formamos 7 profesores, además de los becarios que están realizando la tesis. Trabajamos unidos al resto de investigadores que formamos parte del CEMBIO.

De sus compañeros destaca el gran espíritu de trabajo y dedicación, el cual siempre debe ir acompañado de algo tan importante como es el propio compañerismo. Además, para Mª Paz, su profesión destaca por la dedicación continua a los alumnos y la posibilidad de trabajar en diferentes proyectos biosanitarios que hacen mejorar la sociedad como, por ejemplo, la búsqueda de biomarcadores para enfermedades.

También, ser docente implica empezar algo nuevo cada año. Para nuestra compañera, «cada curso que comienza es diferente al anterior y, a pesar de todos los años que llevo, me sigo poniendo nerviosa el primer día de clase, ya que los alumnos son distintos y ellos, cada año, siempre tienen la misma edad, pero yo… no»

P. ¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo? 

R. De mi trabajo me encanta la relación con los alumnos. Ayudarles a evolucionar y madurar porque es una gran satisfacción observar la diferencia que hay desde que empiezan en primero a cuando terminan. Es bonito ver cómo se han ido formando a lo largo de estos años y cómo, más o menos, cada uno sabe por qué camino quiere seguir.

Toda una vida que vive siendo consciente de lo afortunada que es al dedicarse a su pasión, la docencia. «En estos 25 años que llevo en el CEU, siempre he sido consciente de la suerte que tengo de estar haciendo lo que me gusta. Nuestra profesión es una continua dedicación que a veces nos impide compatibilizar el trabajo con nuestra vida personal. Pero que, a pesar de todo, y de los momentos bajos, el hecho de trabajar en lo que te gusta, merece la pena y es fundamental para avanzar cada día y seguir superándose tanto profesional como humanamente»

Para terminar, nuestra compañera quiere resumir esta entrevista con estas significativas frases: 

«Seguir cuando crees que ya no puedes más es lo que te hace diferente del resto» de Rocky Balboa y «nadie se hizo fuerte sin batallas difíciles».

Comments are closed.