La fiscalidad y la docencia como forma de vida

Marta Villar Ezcurra, catedrática de Derecho Financiero y Tributario en la Universidad CEU San Pablo.

Son 26 años los que han transcurrido desde su primer día como profesora de Derecho Comunitario en esta casa. En ese tiempo, compaginaba la docencia con la abogacía, ahora a su vida laboral, se suman multitud de proyectos y experiencias.

Pregunta. ¿Qué recuerdas de tu primer día en el CEU?

Respuesta. Recuerdo que iba muy ilusionada y nerviosa, con mi lección preparada con el sistema de fichas. Mi padre siempre me dijo que la docencia me iba a conquistar y así fue. 

Para Marta no hay dos días iguales en la Facultad de Derecho, donde el dinamismo de alumnos, profesores y personal de administración y servicios se entremezcla con la formalidad de las leyes.  Así, cada día, a la preparación e impartición de las clases, la atención a los alumnos y demás gestiones docentes, se suman la organización de congresos, trabajos de investigación y dirección de equipos interdisciplinares e internacionales. 

Uno de los hitos más relevantes de su carrera profesional es ser miembro del Comité Ejecutivo de IFA (International Fiscal Association), organización de alto prestigio internacional, que recientemente ha celebrado su 73º Congreso en Londres, donde se han reconocido los logros alcanzados por mujeres de todo el mundo en el ámbito de la fiscalidad durante los últimos 100 años. Es de destacar que nuestra compañera se encuentra entre las 71 mujeres más importantes en política fiscal, convirtiéndose en referente para miles de jóvenes que vean en ella un ejemplo de esfuerzo y constancia. 

Asimismo, la semana pasada, estuvo presente en el I Congreso AEDEN ‘El Derecho de la Energía en Transición’, celebrado en la CEU USP, en el que participaron más de 50 expertos en derecho y regulación energética procedentes de España y de otros países de la Unión Europea y Latinoamérica.

Además, en los últimos años, mantiene una estrecha relación con distintas asociaciones jurídicas como la Real Academia de Jurisprudencia y Legislación o la Asociación Española de Derecho Financiero, hecho que le ha supuesto asumir nuevos retos y horas extra de dedicación. Aun así, Marta afirma que «también me ha dado la oportunidad de conocer otras formas de pensar y trabajar».

P. ¿Cómo definirías tu trabajo diario? 

R. Intenso, enriquecedor e ilusionante. Me siento muy afortunada de trabajar en la Universidad.      

P. ¿Qué es lo que más te gusta de tu profesión? 

R. El contacto con los alumnos y el aprendizaje continuo.

Para Marta, su profesión es «absolutamente vocacional» y, en cuanto a sus compañeros, lo primero que destaca es el compromiso que mantienen con los alumnos y con el CEU. Se trata de una profesión en la que «necesitas cuidar y educar la voz y la paciencia» nos cuenta. Entre las curiosidades de la docencia, destaca lo motivador que resulta que antiguos alumnos suyos sean ahora compañeros de profesión y amigos.

Pero el derecho, la fiscalidad y los impuestos no acaparan todo su tiempo, a nuestra compañera también le gusta pasear, hacer deporte y disfrutar de su familia y amigos. 

Entre sus aficiones también destaca la natación y el esquí, sin dejar de lado la lectura y el cine. 

P. ¿Qué libro o película nos recomendarías?

R. Hay un libro que estoy releyendo y que recomiendo. Se titula «La Alemania de Weimar. Presagio y tragedia», y está escrito por un Catedrático de Historia de la Universidad de Minnesota, Eric D. Weitz. No desvelo nada más. De películas, me gustan muchos géneros, pero reconozco que «Qué bello es vivir» es de mis preferidas.

Comments are closed.